Cabello bajo control | SOCIAL-VIPS MAGAZINE

Cabello bajo control

cuidado del pelo en verano

¿Cuántas veces has salido de casa con el pelo con mal aspecto? Y no es que no te lo hayas lavado, nada más lejos de la realidad, es que te has pasado con los productos de fijación. Seguro que cuando te pones el sérum en la mano y aunque sabes que te has pasado piensas… bueno, tampoco lo voy a tirar… y lo aplicas directamente en las puntas. O quizá eres de las que piensa que a más producto, menos frizz. Pero, también en productos capilares, la norma a seguir es “menos es más”.

Abusar de este tipo de productos es de lo más habitual y también totalmente innecesario. Además de cambiar la textura del cabello (al final parece como si le hubiéramos puesto mil cosas encima), acaba siendo un desperdicio de dinero.

¿Cuántas veces desechas un producto después de usarlo dos veces porque no tienes los resultados que esperas? ¿Cuántas marcas y tipos de productos has llegado a probar? En la mayoría de los casos no es el producto en sí, es que no sabemos aplicarlo correctamente.

 

Utilizar demasiado producto ensucia el pelo y debemos lavarlo más a menudo, y volvemos a utilizar más y más fijación. Cuanta menos gomina utilices para esculpir los rizos o menos spray para mantener el moño en su sitio, menos tendrás que ir a la tienda a reponer. Obvio, ¿no?

 

¿Pero qué cantidad de producto es realmente necesaria para domar tu melena?

Serum: 2-3 gotas
Aceite: 2-3 gotas
Cera: el tamaño de una moneda de 2 céntimos de euro (puede variar ligeramente dependiendo de para qué lo vas a utilizar)
Styling cream: el tamaño de una moneda de 5 céntimos de euro.
Gel definidor del rizo: un poco más de una moneda de 2 euros.
Mousse: el tamaño de una pelota de golf.
Gel: el tamaño de una moneda de 2 euros.
Laca: Hay que distribuirlo bien, y aplicarlo durante 1-2 segundos en cada lado. Repetir si es necesario.

¿Te parece poco? Estas sugerencias son las que debería aplicar alguien con el pelo por los hombros, de densidad media y cabello normal. Si tu pelo es más largo y grueso deberás utilizar la cantidad equivalente, si es más corto o fino reduce las cantidades indicadas. Sí, menos.

El secreto está en repartir bien el producto y trabajarlo bien con las manos. Utiliza un peine para distribuirlo uniformemente y ¡listo! Así que reduce la cantidad y ármate de paciencia para aplicarlo a conciencia.

Venga, confiesa. ¿Cuántos productos utilizas?

Sobre el autor

Rosa DC

Rosa DC

Soy de las que prefiere escuchar a hablar -me definiría en dos palabras sólo si no encuentro un gesto que las resuma-, indecisa (o no) y tímida hasta límites insospechados (que no te extrañe verme "colorá" si me pillas desprevenida cuando me saludes). Hooligan de la siesta dominguera, del banoffee, de los maratones viendo series mientras tejo y de la tortilla de mi madre. Me gusta hacer la vida fácil a los míos, que ya fuera se complica sola.

Deja tu comentario