Huevos de Pascua | SOCIAL-VIPS MAGAZINE

Huevos de Pascua

Huevos de pascua

La costumbre de regalar huevos en Pascua, aunque algunos sostienen que se trata de otra fiesta consumista, no lo es, ya que su origen se remonta al siglo IV.

En aquella época, durante la Cuaresma, no estaba permitido el consumo de huevos, por lo que había una acumulación de este alimento. El domingo de Resurrección se convirtió en costumbre compartir o regalar los huevos que no se habían consumido durante Cuaresma. Más tarde comenzarían a colorear y pintar y se convertían en un auténtico regalo.

Fue a partir del siglo XVIII cuando los huevos se comenzaron a rellenar de chocolate. En Cataluña la mona se parece más a una tarta. Primero se sustituyó el huevo de gallina por uno de chocolate y a partir de ahí comenzaron a aparecer todo tipo de figuras. Son las “monas” como las conocemos en la actualidad, unas auténticas obras de arte realizadas en chocolate.

Monas de pascua en Cataluña

En cambio, en la Comunitat Valenciana, la mona es un bollo realizado con harina, azúcar, huevos y sal y al que se le incluyen con uno o más huevos pintados. Este bollo recibe el nombre de “panquemado”.

Bollo de pascua en Valencia

¿Os apetece recuperar la tradición de regalar huevos decorados? ¡Es muy sencillo y divertido!

Antes de ponernos a decorarlos tenemos que vaciar el interior. Pinchamos con un alfiler por los extremos, uno de ellos un poco más grande, por el que saldrán la clara y la yema. Otra opción es hervirlos y cuando se enfríen comenzar a decorarlos. Así serán más resistentes.

A partir de ahí deja correr tu imaginación: rotuladores, témperas, acuarelas, cartulinas, flores naturales… Las posibilidades son infinitas.

Huevos de pascua decorados con papel

Huevos de pascua decorados con rotulador y pintura

Huevos de pascua decorados

Huevos de pascua decorados con flores

Huevos de pascua decorados con chinchetas

¿Os animáis a probar?

Sobre el autor

Rosa DC

Rosa DC

Soy de las que prefiere escuchar a hablar -me definiría en dos palabras sólo si no encuentro un gesto que las resuma-, indecisa (o no) y tímida hasta límites insospechados (que no te extrañe verme "colorá" si me pillas desprevenida cuando me saludes). Hooligan de la siesta dominguera, del banoffee, de los maratones viendo series mientras tejo y de la tortilla de mi madre. Me gusta hacer la vida fácil a los míos, que ya fuera se complica sola.

Deja tu comentario