Se acaba noviembre, pero que el Movember continúe | SOCIAL-VIPS MAGAZINE

Se acaba noviembre, pero que el Movember continúe

Equipo de rugby apoya el movember

“Déjate crecer el bigote por una causa justa”. Ese es el espíritu del Movember. Una iniciativa que vuelve cada año con más fuerza y con más bigotudos que toman conciencia dejando de afeitarse el bigote durante todo un mes.

Este movimiento capilar comenzó en Australia en 2003 y quiere sensibilizar a la sociedad sobre determinadas enfermedades y dolencias masculinas como el cáncer de próstata o la depresión en los hombres.

Los chicos que deciden apoyar esta causa se pueden elegir entre un montón de looks diferentes. Desde un bigote simple hasta aquellos que buscan un efecto único y se decantan por un bigote vintage que llame más la atención. Estos son algunos de los looks de bigotes vintage en los que se ha inspirado más de uno durante este mes de noviembre.
Bigote imperial. Si eres capaz de recordar los bigotes de aquellos generales prusianos tan retorcidos en sus extremos hasta formar volutas, sabrás de qué bigote estamos hablando. Es ancho y termina, se peina y se modela en sus extremos en una única hebra que se dobla hacia arriba.

Salvador Dalí con su característico bigote.

Salvador Dalí, foto: wikimedia.org

Se suele enjabonar el extremo para dar simetría al bigote y para que no se deshaga. Una variante muy estilizada es el ‘bigote Dalí‘, fino, largo e irreverente. Es un tipo de bigote vintage con el que no pasarás desapercibido. Para nada. Seguro que te señalen con el dedo.

Bigote a lo revolucionario. Se trata de un bigote de estilo cuidado, ancho en el centro y estrecho en sus terminaciones, viene a ser como un bigote imperial más corto y con puntas menos roscadas. Lo llevaron personajes como Pancho Villa o Stalin.
Bigote victoriano. Es un bigote con barba. Armado con el bigote revolucionario y con una barba media recortada. Se puso de moda en la época victoriana y lo llevó durante toda su vida el hijo de la reina, Eduardo VII.

Bigote piramidal

Foto: culturacolectiva.com

Bigote piramidal. Tiene poco ancho, es fino, y está rematado por un pequeño canal en el centro que lo divide en dos justo debajo de la nariz. Tiene un toque elegante muy ‘cool’. Si al bigote piramidal lo estilizamos un poco, obtendremos una variante, el bigote lápiz. Sí, porque parece pintado con un lápiz.

Bigote Chevron. Es un bigote ancho en el centro y estrecho hacia el final de su recorrido en los extremos. Tapa el arranque del labio superior. Se puso de moda en la década de 1980.

Made in Movember

Foto: markjoyella.com

Dejarse crecer el bigote, ponerse un lazo, hacer publicaciones y disfrazarse no debe dejar atrás el verdadero motivo que hay detrás: acompañar en la lucha a los hombres que sufren enfermedades como el cáncer de próstata o testículos y también a sus familias, y apoyar la investigación que por fin encontre una cura a todas ellas. Que el espíritu de lucha no se quede sólo en este mes que acaba, ¡que el movember dure todo el año!

 

Sobre el autor

Rosa DC

Rosa DC

Soy de las que prefiere escuchar a hablar -me definiría en dos palabras sólo si no encuentro un gesto que las resuma-, indecisa (o no) y tímida hasta límites insospechados (que no te extrañe verme "colorá" si me pillas desprevenida cuando me saludes). Hooligan de la siesta dominguera, del banoffee, de los maratones viendo series mientras tejo y de la tortilla de mi madre. Me gusta hacer la vida fácil a los míos, que ya fuera se complica sola.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.