SYBILLA, La diseñadora que revolucionó la moda mundial (entrevista exclusiva) | SOCIAL-VIPS MAGAZINE

SYBILLA, la diseñadora que revolucionó el mundo de la moda (entrevista exclusiva)

portaad

Llega un momento en la vida en el que reconoces una certeza en cuanto la ves.

Estos días he tenido la suerte de descubrir una de las grandes: estamos ante un momento histórico en la moda española. Además,  he tenido la suerte de ponerle voz y palabras a un momento tan especial e importante. He tenido la suerte de hablar largo y tendido con Sybilla Sorondo Myelzwynska, la diseñadora neoyorkina afincada en España que revolucionó el mundo de la moda mundial, y que ahora inaugura una tienda en Mallorca, tierra que le ofrece la oportunidad de cumplir un sueño,

Tras esta conversación repleta de clase y humildad, aprendemos que el secreto del éxito es reinventarse y encontrar una nueva ilusión en cada aventura.

DW_Sybilla_FT01_93

DW_Sybilla_FT01_099

1. Háblenos de su nuevo espacio en Palma. Parece más que una tienda.  ¿Cómo esta concebido y porque en esta ciudad y esta isla?

Esta tienda es un sueño hecho realidad… Hace tiempo que quería abrir algo aquí.  La última tienda efímera en Palma fue entrañable y vendimos muy bien, fue la primera de una larga gira y me emocionó empezar aquí y la acogida que tuvimos. Soñaba con hacer algo más permanente en este barrio y, finalmente, apareció este lugar y esta gente fantástica que lo hicieron posible, ¡hemos tenido mucha suerte!

Para mí tiene todo el sentido que mi primera tienda fija en este nuevo capítulo esté aquí.

Mallorca es el lugar al que siento que pertenezco, estoy muy unida a esta isla y Palma y el barrio están en un momento maravilloso.  Es justo lo que quería, un lugar donde poder enseñar mi trabajo sin reglas, abierto a la ciudad, que forme parte de la comunidad, donde pasen cosas…

El mes que viene abrimos tienda en Taiwán y después en NY y Miami, pero ésta será la madre de todas y donde espero pasar más tiempo.

2. ¿Cómo percibe la Mallorca de hoy? Hay muchos que opinan que la moda atemporal y de alta calidad  que usted de alguna manera representa es la que mejor se adapta al Mediterráneo y a su estilo de vida tradicional. Fue pionera en el uso de la artesanía tradicional en sus creaciones, amor a la tierra, al entorno, a la cultura de un lugar.

Mallorca hoy es un lugar extraño que no se parece a otros sitios, algo que se agradece en un momento en que todo se vuelve más homogéneo y aburrido.  Eso es lo que quiero hacer con mi trabajo aquí,  algo nuevo, distinto… No es una tienda al uso, habrá invierno y verano junto, muchas piezas únicas, ropa a medida y piezas por encargo; y un poco de todo, de ropa a baldosas, o trabajo de artistas que me gusten, conferencias, bailes o presentaciones de libros.  Pero todo, poco a poco. Después de todo, es un experimento y Palma es el lugar ideal para hacerlo.

DSC08552

DSC08400

3. ¿Todo eso, estos conceptos,  caben en una prenda o es pretencioso pensarlo? 

No sé si en una prenda, pero sí en un lugar.

Intento hacer prendas apetecibles, sorprendentes, que te faciliten la vida y te suban la moral. Ojalá el espacio pueda también transmitir esto.

4. Obviamente a lo largo delos años Sybilla y su forma de trabajar han ido cambiando, ¿en qué fundamentalmente?

Hace ya más de 30 años que empecé y mi trabajo ha ido evolucionando conmigo.  Empecé muy joven y he tenido que reinventar mi profesión mil veces para mantenerme apasionada y curiosa.  Me gusta probar cosas nuevas, diseñar de todo.  Y hoy, sobre todo, sentir que mi trabajo puede beneficiar a otras personas de alguna manera, ya sea por cómo y dónde se produce o con qué materiales, o por la satisfacción que pueda dar a quien lo lleva.  Creo que a cierta edad el éxito y el reconocimiento no son el motor, hace falta encontrarle sentido y propósito a lo que haces.  Es un trabajo duro, no te voy a engañar, y un mundo de locos… ¡Intento encontrar la respuesta de por qué me vuelvo a meter en este lío!

5. Hay piezas de sus colecciones convertidas en iconos, algunas incluso las mujeres  van usándolas y cuidándolas después de muchos años en sus armarios. Llevar un Sybilla no es cualquier cosa para muchas de ellas. ¿Siente la presión de las clientas sobre sus creaciones futuras?. Trabajar para los demás siempre es una responsabilidad que algunos creadores ven difícil de gestionar. Además esta la exposición publica y el mito. Y usted aunque me temo que lo rechaza tiene algo de mito. También para los jóvenes creadores, los estudiantes de moda, los que están luchando para llegar al olimpo y seguramente en muchos casos sufrirán una desilusión.

Es raro y me gusta ese contraste. Por un lado tenemos piezas en los museos, y clientes que guardan piezas toda una vida y las siguen usando. Y por otro lado, siento que vuelvo a empezar de nuevo, como un joven diseñador que sale al mercado buscando su camino.

Mi trabajo y mi pasión es vestir a las mujeres, darles piezas que les emocionen, que las acompañen, crear belleza y armonía donde pueda y lugares acogedores donde la gente se sienta bien y haga amigos.  Intento ofrecer a otros lo que quiero para mí y no encuentro fácilmente.

7A9A0467

7A9A0444

7A9A0436

6. Volvamos a su tienda, ¿Estamos en un mundo Sybilla, su espacio vital ideal?

Me gusta mucho este lugar que estamos creando aquí y el equipo local que estamos montando.  Espero pronto poder ir trayendo más parte de nuestro proyecto aquí, y empezar a producir en Mallorca gran parte de nuestros productos.  En la tienda hay también un salón de medida y novia, lo que más me gusta hacer, y espero ir montando un taller aquí con modistas mallorquinas.

7A9A0430

7. A día de hoy, usted que comenzó a ser muy conocida en los ochenta, ¿cuáles son las claves para entender su trabajo?

Más que entenderlo, creo que hay que sentirlo… Curiosamente parece que conectamos con gente de distintas edades y nacionalidades, no hay regla. Las colecciones son grandes, pensadas como un armario, y hay de todo.

¿Si el que empecé en los 80 es una clave para entenderme? En esa época éramos muy libres, muy individualistas, y quizás algo de eso se refleja en mi trabajo y en el espíritu de juego con el que intento presentar las cosas. Busco que las cosas sean personales, divertidas y cercanas.

8. La sensibilidad, ¿cómo la gestiona?

Lo mejor que puedo… Soy tímida y todo me afecta. Con los años he aprendido a gestionarlo un poco mejor, enfrentándome a los miedos, cuidando los pensamientos y confiando cuando toca dar saltos mortales.  La creatividad es como una enfermedad y el perfeccionismo otra. Lo manejo como puedo, ayudada por un equipo fantástico, que es siempre la clave de todo.

9. ¿Piensa en alguna ocasión que hace muy felices a muchas personas?

Ay… quizás… ¡pero si supieras que hago sufrir a los que tienen que seguir mis indicaciones para hacer las cosas!  Pienso más en eso, la verdad.  Pero estos días en la tienda son una alegría, ver a las mujeres disfrutar y gustarse y hacerse nuevas amigas, es un placer.

10. Colores, telas, acabados, patrones, modistas, bordadoras, parecen funcionar a la perfección cuando están en la calle y sobre una persona. Usted es la responsable de que sus ropas funcionen, y también su estilo y hasta su empresa. ¿Quiere que hablemos de su empresa? ¿Es esta una nueva etapa?

Crear una empresa de gente feliz que funcione es también un trabajo creativo, el desafío más grande y seguramente la labor más importante en la que estamos metidos.  Tengo la suerte de haber ido encontrando inversores fantásticos, especialmente mujeres, que han creído en mí y  me han ayudado a poner en marcha este proyecto que espero pronto pueda estar enraizado en la isla.

7A9A0405

11. Estamos como diría el titular de una revista de moda ante un renacer, ante una nueva Sybilla.  

Estos últimos años, Mallorca ha sido más un refugio o el lugar donde he desarrollado otros proyectos relacionados con ecología y educación, el sitio donde me “desintoxiqué” de la moda; ahora espero poder empezar desde aquí un nuevo momento como diseñadora, aportar algo nuevo a la ciudad y conseguir inventarme una nueva manera de trabajar que sea coherente con lo que llevo buscando los últimos años, y hacerlo desde aquí, donde soy feliz, para el resto del mundo.

DW_Sybilla_FT04_003

Esteban Mercer.

18 de agosto de 2016.

 

Sobre el autor

Esteban Mercer Palou

Esteban Mercer Palou

Deja tu comentario