Últimos deseos, primeras intenciones. | SOCIAL-VIPS MAGAZINE

Últimos deseos, primeras intenciones.

Portada El Cazador

El otro día, leyendo el periódico, recalé en un artículo que me llamó la atención: ‘Mi último deseo antes de morir es ver a Rembrandt’ se titulaba.

Me hizo sonreír. Ya ves, un artículo que hablaba de la muerte inminente me hizo sonreír. Y es que por lo visto hay una asociación holandesa formada por unos 200 voluntarios, St. Ambulance, que se encarga de cumplir tus últimos deseos: ver un partido de fútbol de tu equipo de toda la vida, pasear por los campos de tu niñez, un paseo en barco con tus nietos, tener un último día al sol o estar delante de una obra de arte durante el tiempo suficiente como para acumular éxtasis para toda la eternidad.

Me pareció curioso como nadie pide grandes fortunas, viajes transoceánicos ni extravagancias exageradas. No. Todos los deseos están relacionados con el amor y los sentidos. Todos quieren rebañar un ratito más la vida. Sentir que aún les queda algo por hacer.

Foto del diario El Español

Foto del diario El Español

La verdad es que nunca me había planteado esa opción. Me gusta la idea de que haya gente que se prepare para su último momento de placer sin igual. Gente que durante unas horas, minutos o quizás segundos se olvidará de su condición y volverá a dar la vida de sí.

Después de leer y de pensar en el artículo me di cuenta de que no debería ser necesario ver el final para ponernos en esa tesitura, que quizás no era necesario esperar tanto para hacer las cosas ‘pequeñas’ que nos hacen un poco más felices.

Ahora lo tengo claro, cuando tenga muchos muchos años y crea que me queda poca gasolina, compraré todo el queso del mundo (lo siento por vosotros, todo es TODO), todo el vermut (y el vino tinto) del mundo y veré El Cazador en pantalla enorme con toda mi familia y amigos (rezo para que todas las pantallas sean 3D, quedan muchos muchos años, por pedir que no quede…).

Así que, pensándolo bien, creo que ahora mismo apagaré el ordenador y me iré a comprar queso (mucho queso), vino y vermut y me iré a ver El Cazador. Me queda más gasolina que nunca y mi televisión no es 3D  pero, ¿para qué esperar?

A veces las cosas más sencillas, son las más grandes.

Y, ¿qué harías?

Sobre el autor

Marta Perez

Marta Perez

Me gusta (MUCHO) el queso; el moreno del primer día de playa; hablar en citas de películas; la ropa de cama blanca; beber el vino en copa de borde fino y la cerveza en vaso helado; me gusta la gente que suma, que se posiciona, que tiene opinión y brillo; me gustan las cosas bonitas y el menos es más; las camisas blancas y los olores frescos; me gusta hablar, escuchar y escribir; me gusta (muchísimo) el cine y, sobre todo, pensar que en todos los finales habrá perdices para cenar.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.